“Son escasas las políticas públicas de educación patrimonial”

Locomotora

El próximo 29 de mayo se celebra nuevamente el Día del Patrimonio Cultural de Chile, iniciativa cuyo rostro más conocido es la apertura al público de lugares de alto valor patrimonial. 

Independiente de las interesantes iniciativas que se desarrollan para ese día o durante el mes de mayo respecto del patrimonio, es importante reflexionar sobre cómo la educación es clave para que los ciudadanos (estudiantes, trabajadores o adultos mayores) se apropien de este concepto.

A juicio de José Albucco, académico de la Facultad de Educación de la Universidad Católica Raúl Silva Henríquez, las políticas públicas de educación patrimonial son escasas en nuestro país, “a diferencia de otros países latinoamericanos que han ido hacia la búsqueda de un encuentro multidisciplinar en el espacio educativo”, afirmó.

La educación patrimonial se entiende como una estrategia para promover la construcción y desarrollo de identidad cultural local, fortalecer el sentido crítico, la reflexión y la formación ciudadana, a nivel escolar, de educación superior, o ciudadana en general.

“La Educación Patrimonial me acerca a un reconocimiento y un sentido de pertenencia, transmitiendo ciertas convenciones y representaciones simbólicas de lo colectivo y su re-significación en la memoria”, explica José Albucco.

¿Qué es patrimonio?

El concepto de patrimonio va más allá del artefacto artístico, arquitectónico o antropológico, afirma Albucco. El patrimonio surge de la relación entre la cultura y los ciudadanos y el conjunto de sus significados e interpretaciones, “lo que supone su constante reactualización”, aclara el docente de la Universidad Católica Raúl Silva Henríquez.

“El patrimonio cultural es un espacio para la complicidad social y la construcción de significados. Lamentablemente, en las sociedades contemporáneas éste se aleja de la memoria de los ciudadanos, por ello la educación patrimonial es una herramienta clave”, agrega José Albucco.

Así, el patrimonio estaría vinculado a la historia del arte, a la historia urbana, a la arqueología y antropología, la política, la música, la literatura, el cine y el folklore. También involucra  el respeto por lo propio y lo ajeno, la aceptación de la diversidad y del cambio, la apropiación simbólica, pertenencia colectiva y la identificación a partir de un bien cultural.

El Día Nacional del Patrimonio, sin duda, que es una oportunidad de vivir esta experiencia y encontrarse con otros, con nuestra memoria e historia. Pero también es momento de analizar y conversar de aspectos como la Pedagogía de la Memoria, Educación Patrimonial, Derechos Culturales y Ciudadanía Cultural”, finalizó el académico.


El Ciudadano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s